Calidad y Mejora continua, uno de los valores de Cascajares
Calidad,  industria,  otros,  Productos

Cascajares a la vanguardia en materia de seguridad alimentaria

En Cascajares cada día elaboramos un gran número de aperitivos, entrantes o segundos platos que van destinados a restaurantes y salones de banquete de toda España y Europa. La seguridad alimentaria en una fábrica como la nuestra tiene que ser máxima porque estamos trabajando con productos que llegarán a miles de personas en todo el mundo y no podemos permitirnos el mínimo fallo. Para ello nuestra planta de Dueñas, inaugurada en el año 2006, cuenta con un sinfín de procesos de seguridad y todos nuestros compañeros cumplen con un intenso protocolo de trabajo que busca evitar cualquier alerta alimentaria. Es por ello que nos han concedido el certificado internacional de seguridad alimentaria IFS (International Food Standard) con una nota de 94,55 sobre 100.

Certificado IFS de CascajaresEl certificado IFS, que no es nada fácil de conseguir, nos motiva y estimula a seguir apostando la seguridad alimentaria como elemento diferenciador de nuestro trabajo. Es una cadena donde no puede fallar nada en ningún momento del proceso:

– Analizamos exhaustivamente todas las materias primas que entran a la fábrica (se analizan en laboratorio, se toma su temperatura, se comprueba su trazabilidad…)

– Se conservan siempre los productos a temperatura controlada en cámaras de refrigeración, congelación o temperatura ambiente.

– Los trabajadores cumplen todos los requisitos de seguridad alimentaria establecidos. En el obrador están prohibidos pendientes, piercings, alianzas o demás objetos que pudieran caer de manera accidental en algún producto que se estuviera elaborando. Además todos los productos pasan por un detector de metales para confirmar que van “limpios”.

– Cada vez que se entra al obrador hay que cumplir una larga serie de condiciones. Por ejemplo, las visitas siempre llevan elementos “desechables” como guantes, mascarillas, gorros o patucos que se usan una sola vez.

– Además, contamos con un laboratorio propio y otro externo para analizar cada una de las producciones que hacemos, así evitamos por partida doble posibles problemas organolépticos o de procedencia de materias primas, como últimamente ha ocurrido con las famosas carnes contaminadas con caballo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.