cordero lechal
Recetas

5 ideas de guarniciones fáciles y rápidas para acompañar al cordero asado

Aunque el cordero asado es uno de los indiscutibles protagonistas de las fiestas, en Cascajares seguimos apostando por él durante todo el año.

Su excelente calidad y su exquisito sabor lo han convertido en un manjar, pero eso no significa que haya que renunciar a comerlo más a menudo. Por un precio económico y en tan solo 25 minutos podrás disfrutar de nuestro magnífico cuarto de cordero lechal.

Si no sabes cómo prepararlo, no te preocupes. A continuación podrás encontrar cinco ideas de guarniciones fáciles y rápidas para acompañar al cordero asado:

1- Arroz con verduras

El arroz es la guarnición por antonomasia, y no nos extraña. Combina bien con casi cualquier producto y puede prepararse de multitud de formas diferentes.

Para acompañar al cordero, os aconsejamos un delicioso arroz con verduras salteadas. Para prepararlas solo tendrás que cortar las verduras en tiras finas y pasarlas por la sartén. Para cocinar el arroz recuerda siempre añadir dos tazas de agua por cada una de arroz y ¡Listo!

2- Patatas panaderas al vino tinto

Si no quieres caer en el típico puré de patata, prueba a hacer unas patatas panaderas con cebolla al vino tinto.

Para preparar esta guarnición tan solo tendrás que pelar la patata y la cebolla y cortarlas en láminas. Después solo tendrás que pasarlas a un recipiente apto para horno, echarles aceite de oliva, sal, vino blanco y cocinar en un horno a 180º durante 45 minutos.

Para aprovechar el calor, puedes introducir el cuarto de cordero al horno durante los últimos veinticinco minutos.

3- Salsa de miel y mostaza

Este acompañamiento es mucho más sencillo, pero no por ello menos delicioso.

Prepararlo es tan fácil como juntar en un cazo mostaza, vinagre, miel y un poco de sal y remover durante cinco minutos. Cuando la salsa esté espesa, ya estará lista, así que sírvela con el cordero ¡Y a comer!

cuarto-cordero-lechal

4- Compota de manzana

El sabor dulce de la manzana encaja perfectamente con el cordero.

Para empezar hay que verter en un cazo agua, azúcar, zumo de limón y la piel de una naranja y llevarlo a ebullición hasta que el azúcar se haya disuelto y haya formado un almíbar.

Después hay que lavar, pelar, descorazonar y trocear nuestras manzanas. Las vertemos en el almíbar, que debería seguir caliente y formando burbujas y añadimos canela. Esperamos que no hayas tirado la piel de la manzana, porque es el momento de echarlas a la mezcla.

Después, solo hay que esperar hasta que las manzanas se reblandezcan para retirar las pieles y servir la compota.

5- Pimiento caramelizado

Si no quieres preparar una compota de manzana, pero sigues apostando por el dulce, estos pimientos caramelizados no te decepcionarán.

Prepararlos es tan fácil como picar unos ajos y echarlos a una sartén con aceite, añadir una lata de pimientos de piquillo y echarles azúcar. Después solo hay que esperar a que el azúcar se disuelva y ya tendrás una fantástica guarnición para tu cordero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.