pato relleno de setas
Productos

Descubre los beneficios de comer pato

Desde el principio de los tiempos, la carne de pato enamoró con su sabor y su exquisita calidad a faraones egipcios, ilustres griegos y romanos y emperadores chinos. La tradición culinaria entorno al pato tiene más de 2.000 años, y no nos extraña.

A día de hoy, el pato se consume en la gran mayoría de los territorios del planeta. España es, sin ir más lejos, el segundo país del mundo en el que más foie gras se consumo. No obstante, el consumo de carne de pato es tan minoritario en nuestro país que que ni siquiera tiene categoría propia en las estadísticas realizadas pro el Gobierno.

Y es que el pato sigue siendo considerado una delicatessen, un plato de consumo ocasional que solo tiene cabida en grandes celebraciones.

Sin embargo, en Cascajares creemos que el pato puede tener cabida en el menú diario. Es por eso que puedes disfrutar de nuestros muslos de pato durante todo el año, a un precio asequible para todos los bolsillos.

La historia del pato como elemento de la tradición gastronómica

Los patos son aves migratorias que, cada otoño, llegaban a Egipto y elegían la orilla del Nilo para pasar el invierno. Fueron los antiguos egipcios los que observaron detenidamente este ave y decidieron engordarla a base de higos para cocinarla después.

Huelga decir que a los egipcios les gustó el resultado. De hecho, la carne de pato alcanzó tanta fama que llegó a todos los rincones del mediterráneo. Su popularidad creció aún más cuando los hebreos descubrieron que su grasa era un sustituto perfecto para la del cerdo, terminantemente prohibida para ellos.

El pato también ganó popularidad entre los antiguos romanos, que ya en los siglos anteriores a Cristo disfrutaban del hígado de pato. Tanto es así que Horacio, uno de los más importantes poetas romanos, mencionó este afamado plato en una de sus Sátiras.

Por supuesto, el pato también tiene su hueco en la cultura española. Y es que fueron los colonizadores españoles quienes lograron, al traer el maíz de las Américas, que el precio del pato se abaratase lo suficiente como para el consumo de hígado de pato volviese a popularizarse.

¿Cuáles son los beneficios de la carne de pato?

La carne de pato es un tipo de carne roja, muy rica en proteínas, en vitamina B y en minerales como hierro o fósforo.

Las proteínas son indispensables para el correcto funcionamiento del sistema inmunológico, pues toman parte en la creación de anticuerpos. Además, refuerzan la resistencia y la elasticidad del cuerpo y aportan una cantidad considerable de energía, entre otras muchas funciones.

Las vitaminas B cumplen un papel importantísimo en el buen funcionamiento del sistema nervioso, pues son las encargadas de llevar oxígeno a las células. También son las encargadas de reducir el estrés y el cansancio.

Por otro lado, los alimentos ricos en hierro son necesarios para el crecimiento, pero también para la producción de hormonas y de proteínas como la hemoglobina. Por su parte, el fósforo juega un papel fundamental en la formación de dientes y huesos, así como en la producción de las moléculas que almacenan energía.

Además, al ser una carne de ave, el pato es bajo en grasas, especialmente si lo cocinas sin piel. Despojada de la piel es una carne magra: este tipo de carnes son bajas en grasas saturadas y en colesterol.

Entre los beneficios de consumir carne de pato encontramos:

  • Contribuye al crecimiento.
  • Ayuda a incrementar la masa muscular.
  • Aporta energía.
  • Ayuda al buen funcionamiento de los sistemas inmunológico, nervioso y cardiovascular.
  • La presencia de potasio ayuda a reducir la presión arterial.

Incorpora el pato a tu dieta con los productos de Cascajares

El pato, además de tener grandes beneficios para tu cuerpo, es un alimento con un sabor y una textura inigualables. Para que no te quedes sin disfrutar de todas sus increíbles propiedades, en Cascajares te ofrecemos una interesante selección de platos de pato listos para calentar y comer.

Muslos de pato confitados

Nuestros muslos de pato confitados están elaborados al estilo francés. Con ellos podrás disfrutar del sabor de la mejor cocina en cuestión de minutos. Para prepararlos, basta con introducirlos en un horno precalentado a 220º y cocinarlos durante 25 minutos.

Son perfectos para dos personas y aptos para celiacos. Su precio es de 7,99 euros y puedes mantenerlos refrigerados hasta 8 meses después de su fabricación.

Muslos de pato

Muslos de pato

Estos muslos de pato en conserva cuestan 9,72 euros y están elaborados siguiendo la tradición culinaria francesa. A diferencia de los anteriores, se cocinan en un horno precalentado a 180º durante cinco minutos, lo que les hace un plato perfecto para aquellas personas que viven ajetreadas.

Esta opción es, también, apta para celiacas. Y, como novedad, puede aguantar hasta 3 años a temperatura ambiente desde su fecha de fabricación.

Pato relleno de setas y castañas

Nuestro pato relleno de setas y castañas es uno de los protagonistas indudables de las celebraciones navideñas, motivo por el que solo lo comercializamos durante las fiestas.

Es perfecto para seis comensales y va acompañado de medio litro de salsa de setas. Además, es un plato increíblemente sencillo y delicioso, que apenas tarda 25 minutos en cocinarse en un horno a 180º.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.