noticias

Cascajares, protagonista del último episodio del podcast “Despega con Amazon”

Alfonso Jiménez Rodríguez-Vila, presidente de Cascajares, ha participado en el último episodio del podcast “Despega con Amazon”. Un programa presentado por Luján Agüelles, donde emprendedores y expertos del sector del comercio electrónico desgranan los secretos de sus exitosas trayectorias en Internet.

Como afirma Luján Argüelles “para que un negocio tenga éxito es necesario adaptarse constantemente a todos los cambios que vayan viniendo y a las necesidades, sobre todo y ante todo, de los clientes”. Algo que bien sabe todo el grupo Cascajares, que ha sabido afrontar todos los retos que han sobrevenido desde su creación y, al hacerlo, ha encontrado en la venta online una nueva rama de negocio.

“El comercio electrónico ha sido muy importante para nosotros, porque ha modernizado la empresa”, pero también porque nos ha permitido conocer la opinión y las necesidades de los consumidores con una inmediatez nunca antes vista. “Ha sido otro hito en la empresa de Cascajares”.

Aunque no hay una fórmula mágica capaz de asegurar el éxito, Alfonso Jiménez no duda en afirmar que uno de los secretos tras el éxito de Cascajares es la confianza: “Siempre transmitimos confianza y no dejamos un cliente insatisfecho. Todo cliente satisfecho es nuestro propio vendedor, porque el hecho de que un cliente le recomiende nuestros productos a su hermano o a su amigo es una campaña de publicidad”.

Una confianza que emana directamente de Alfonso Jiménez y Francisco Iglesias, que fundaron Cascajares cuando tan solo tenían 19 años y pusieron todas sus esperanzas en lo que, por aquel entonces, parecía una locura: “Decidimos empezar a vender los capones cocinados, para que la gente lo pudiese consumir en su casa”. Gracias a la confianza que pusieron en su proyecto, hoy Cascajares ha logrado expandirse por Europa y América y dar trabajo a más de cien familias.

Ellos no fueron los únicos que creyeron en el potencial del proyecto. En 2003 los, por aquel entonces, Príncipes de Asturias decidieron que los capones de Cascajares fueran parte del banquete la boda real. “Nuestro capón lo vendíamos para las bodas, ¿cómo no va a estar nuestro capón en esa boda?”, recuerda Alfonso que pensaron.

Veintinueve reuniones después, Cascajares logró formar parte del banquete de la boda de los Príncipes de Asturias. “Eligieron el capón de Cascajares por ser un producto rico, pero también benéfico”. Tres años después de la boda, Cascajares había multiplicado por seis su facturación, que por aquel entonces ascendió a seis millones de euros.

Tras treinta años de trayectoria, Alfonso tiene muy claro que lo más importante a la hora de conseguir el éxito es intentarlo: “Cuando lo intentes con ganas y con fuerza lo vas a conseguir”.

Si quieres conocer todo lo que ha contado nuestro presidente en “Despega con Amazon”, puedes escucharlo de forma gratuita en este enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.