Productos

Batch cooking: la revolución que llega para organizar tus comidas

Planear y cocinar los menús semanales ahora es más fácil que nunca con la nueva tendencia que permite ahorrar espacio y tiempo.

Cada vez son más los conceptos anglosajones que añadimos a nuestro vocabulario para designar técnicas, modas o tendencias que ya forman parte del día a día. Hoy te explicamos qué es el batch cooking y por qué debes practicarlo para cuidar tu alimentación y organizar tu nevera y despensa.

¿Qué es el batch cooking?

La traducción literal es “cocinar por lotes”, lo que significa en la práctica, cocinar en un día los menús de toda la semana. Esta nueva tendencia practicada cada día por más gente ahorra tiempo y espacio y permite llevar una dieta equilibrada.

Este método consiste en elegir un día de la semana, el que mejor nos venga, para cocinar todos los menús ya establecidos. Y es que el concepto de batch cooking va acompañado del meal prep (“preparación de comidas”), pues antes de comenzar a cocinar, se debe determinar el menú semanal y así se ahorra la compra de alimentos innecesarios y se economiza el tiempo de preparación.

¿Cómo se hace batch cooking?

El procedimiento es el siguiente:

  1. Una vez que se ha establecido el meal prep, es decir, el plan de las comidas, se procede a la compra de los alimentos necesarios. El hecho de dedicar tiempo a planear la comida de la semana hará que planteemos una dieta equilibrada, rica en proteínas, carbohidratos y baja en grasas.
  • Con los platos planeados, se realiza la lista de la compra de los alimentos necesarios. De esta manera evitamos comprar de más y caer en la desorganización. Ir a la compra sin apetito y con una lista ya establecida evitará que gastes más dinero.
  • Una vez en la cocina con los ingredientes y elementos adecuados, se comienzan a preparar las comidas de la semana. Normalmente, el día elegido para realizar esta tarea de batch cooking es el sábado o el domingo, los días libres en los que se dispone de más tiempo, no obstante, cada uno elige la jornada que mejor se adapte a sus planes y horario.

¿Por qué se está extendiendo la práctica del batch cooking?

Como decíamos, por varios motivos:

  • Esta práctica permite ahorrar tiempo, pues se cocina un día
  • Evitamos comprar de manera impulsiva y derrochar alimentos que nunca llegamos a usar
  • Controlamos lo que comemos, dado que más o menos todo está establecido
  • La nevera y estantes están más ordenados

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de hacer batch cooking?

Lo primero de todo es disponer de los alimentos necesarios y para ello es recomendable hacer una lista completa de la compra. En el momento en el que comiences a cocinar es importante optimizar los recursos, por ejemplo, si has encendido el horno, aprovecha el calor para hacer diferentes platos (cocina la carne y de seguido el bizcocho).

La conservación es una fase muy importante, ya que al fin y al cabo se cocina la comida de toda una semana. Es recomendable utilizar envases herméticos y al ser posible de cristal en vez de plástico. Un truco es usar los botes para las salsas y los recipientes para las preparaciones más abundantes.

La organización de las comidas puede ser diversa. Están quienes en un solo recipiente guardan el plato completo, por ejemplo, filete de ternera, verduras y puré de patata. Y quienes prefieren separar los alimentos y formar los platos al estilo bufé en el momento de ser comidos (filetes en un recipiente, verduras en otro y puré de patata en otro).

Hay que tener en cuenta que no todos los alimentos aguantan el mismo tiempo la nevera por lo que en algunos casos habrá que congelar en vez de únicamente enfriar. Comidas como la crema de verduras, los hummus o las ensaladas sin aliñar pueden guardarse en la nevera, sin embargo, otros preparados como las albóndigas pueden deteriorarse más rápidamente.

Consejos para rentabilizar aún más el batch cooking

  • Utiliza alimentos de temporada para ahorrar dinero en la compra
  • Cocina siempre una doble ración. Aunque repitas esa comida, seguro que será una buena guarnición para combinar con otro alimento.
  • Deja cocido el arroz, las patatas, los huevos o las legumbres, son alimentos básicos para diversos platos y evitarte cada día este paso es un ahorro de tiempo.
  • Prepara varios aliños como el pesto o la vinagreta.
  • Compra piezas de carne y pescado enteras y así podrás usar la espina y el hueso para hacer caldos.
  • Organiza tu nevera de manera que sea visual y etiqueta los recipientes. Pon a la vista los alimentos que se conservan menos tiempo para consumirlos antes.
  • Congela los platos según las porciones que te vas a comer, así descongelarás solo lo necesario.

Date algún respiro e incluye en tu menú algún plato saludable y ya preparado, como toda la gama de productos Como en Casa de Cascajares.

Tienes a tu disposición varios platos como:

  • Carrillera de vacuno en salsa cordobesa
  • Pisto ecológico
  • Fabada
  • Cocido a la madrileña
  • Lentejas con verduras
  • Guiso de ternera a la jardinera
  • Pechuguitas de pollo con salsa de setas
  • Pechuguitas de pollo al ajillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.